Lactancia materna

La verdad sobre si la lactancia materna provoca caries en el bebé


Cuando tienes un bebé y has decidido darle el pecho, en general todo el mundo apoya tu decisión, incluso la alaban. Pero si la mantienes más allá de los seis meses, cuando ya le han salido los dientes, puede que algunas personas te digan que va a tener problemas de caries por seguir tomando el pecho. ¿Tienen razón o solo es uno de tantos mitos? ¿La lactancia materna provoca caries en el bebé? ¡Veamoslo!

La caries se produce cuando, tras las comidas, quedan restos de glucosa pegados a los dientes. Las bacterias presentes en la boca se 'alimentan' de estos azúcares y producen ácidos que van desmineralizando el esmalte y lesionando el diente. Por tanto, para que haya caries es necesario:

- Que haya dientes (¡evidente!)

- Que haya bacterias cariogénicas. Estas bacterias pueden pasar a la boca del bebé de manera involuntaria cuando alguno de sus cuidadores tiene caries y prueba su comida o la sopla para enfriarla, le da un beso en la boca, comparte cubiertos...

- Alimentos ricos en azúcares, que se depositan como glucosa en los dientes. Aunque no son recomendables, es frecuente que desde edades tempranas los bebés estén expuestos a estos alimentos, como los potitos o los cereales infantiles.

- El tiempo que están las bacterias pegadas al diente, es decir, el tiempo que pasa entre la ingesta y la higiene, aunque también depende de lo 'pegajoso' que sea el alimento y las veces que nos exponemos al mismo.

- Factores individuales de predisposición a caries: defectos del esmalte, cantidad de saliva, defectos dentales, etc.

El azúcar presente en la leche materna es la lactosa, que es el azúcar menos cariogénico que existe. La leche materna tiene sustancias que impiden el crecimiento bacteriano y favorece la remineralización al facilitar que se deposite calcio y fósforo en el esmalte.

Además, la 'mecánica' a la hora de tomar el pecho hace que el contacto entre la leche materna y los dientes sea mínimo, ya que el pezón se sitúa al fondo de la boca y la leche se deposita en la zona posterior y se deglute rápidamente. Y si el bebé se duerme durante la toma, la leche deja de fluir al parar la succión.

Y no solo eso, se ha visto que tomar el pecho disminuye el riesgo maloclusión, ronquido, apnea obstructiva del sueño, y otros hábitos bucales nocivos, como chuparse el dedo. Así que influye positivamente en la salud bucodental general.

Cuando los bebés siguen tomando biberones por la noche, el riesgo de caries sí está aumentado porque no se dan todos estos factores protectores.

Con todo lo que hemos dicho, podríamos resumir que la lactancia materna no solo no provoca caries, sino que incluso la previene. Entonces, ¿por qué muchos bebés presentan caries desde edades muy tempranas? Pues porque, como hemos visto, en la caries influyen otros muchos factores, independientemente de si toma o no el pecho, como son la higiene dental deficiente y la ingesta de alimentos azucarados.

Así que, si has decidido dar el pecho a tu hijo o hija, puedes seguir haciéndolo el tiempo que quieras sin tenerle miedo a la caries. Si mantienes unos buenos hábitos higienico-dietéticos, ¡podréis disfrutar de los beneficios de la lactancia todo lo que queráis!

Puedes leer más artículos similares a La verdad sobre si la lactancia materna provoca caries en el bebé, en la categoría de Lactancia materna en sitio.

Video: Beneficios de la Lactancia Materna en la Salud bucal (Octubre 2020).