Cuidados - belleza

Cómo afecta el embarazo a la autoestima de la mujer gestante


El embarazo representa muchos cambios físicos, hormonales, psicológicos y una de las transformaciones más complejas y poderosas que ocurren en la vida de la mujer, y de acuerdo a su evolución y capacidad de adaptación tendrá una influencia significativa tanto en la madre como en el desarrollo de su hijo. ¿Cómo afecta el embarazo a la autoestima de la mujer gestante? Y es que aunque sea un momento de alegría, tanto cambio en el cuerpo puede tener consecuencias para el estado de ánimo de la embarazada.

La autoestima es el conjunto de percepciones, imágenes, pensamientos, juicios y afectos sobre nosotros mismos. Es lo que yo pienso y siento sobre mí. La satisfacción de cada uno respecto de sí mismo.

Desde el punto de vista psicológico, la gestación supone un importante cambio en la vida de la mujer. Generalmente se sienten felices en esta etapa, pero no todas las embarazadas viven la experiencia de la misma manera. 'La alegría es el sentimiento más comúnmente identificado entre las madres, aunque no excluye de la presencia de ansiedad, agobio/estrés o tristeza/depresión en algún momento de su embarazo o puerperio precoz', según se extrae del informe 'Aspectos psicológicos y emocionales durante la gestación', realizado por Irene Sastre Miras, de la Facultad de enfermería de la Universidad de Valladolid (España).

La autoestima materna se define como el valor que una mujer le asigna a la evaluación que ella misma realiza de su rol como madre y tiene varios componentes a saber:

- Habilidad para el cuidado
Es la destreza percibida por la madre para cubrir las necesidades básicas del niño, basada en la experiencia misma de cuidar y calmar a su bebé. Esta percepción que tienen las mujeres sobre su habilidad para cuidar a su hijo es el componente que presenta la más alta correlación con la autoestima materna global.

- Habilidad general como madre
Es la capacidad de hacerse cargo del bebé y de disfrutar la tarea, lo cual genera confianza y la hace sentirse una madre eficaz que contribuye satisfactoriamente al desarrollo de su retoño.

- Aceptación del bebé
Representa la capacidad de ajustar la imagen ideal (de fantasía) que desarrolla del bebé durante su embarazo a la imagen real cuando nace. Esto influirá en la adaptación a su nuevo rol, por lo que el observar tempranamente el corazón latiendo de su pequeño o poder mirar la carita del niño en las ecografías 3D permite contactarse de una manera especial con él.

- Relación esperada con el bebé
Es la relación presente en la fantasía materna y se confronta con la relación que vivió con el recién nacido desde el nacimiento, influyendo directamente en la autoestima materna. La salud del bebé depende del intercambio afectivo en esta relación madre-hijo, donde ambas partes recién lo aprenden.

- Sentimientos durante el embarazo, trabajo de parto y parto
Los sentimientos experimentados por la madre en la etapa inicial de la maternidad podrían direccionar la actitud y conducta posterior de la madre con su hijo. El parto puede provocar angustia en algunas mujeres, por lo debemos tratar de aliviar la tensión de las madres. Esto incidirá significativamente en la salud del recién nacido, por lo que una persona de apoyo (padre o doula) favorece que la madre pueda apegarse al hijo al nacer.

- Aceptación parental
El ser madre conlleva la necesidad de enfrentar sentimientos muy propios y tempranos y las relaciones que mantuvo con sus padres en la infancia influyen en su propia conducta materna posterior.

- Imagen corporal y salud después del parto
Cada madre adopta de manera diferente los cambios físicos que pudo haber sufrido por el embarazo, las emociones que generan estos cambios y su adaptación a la nueva situación. En este caso, aceptar el cambio que sufre su cuerpo después del embarazo es un proceso que puede presentar complicaciones.

Las náuseas, los vómitos, el aumento de peso o el cansancio son síntomas comunes del embarazo muy comunes que pueden afectar a tu calidad de vida. Estos síntomas, además del miedo por el parto, la preocupación por la salud del bebé y las dudas que se presentan sobre como será la futura crianza, pueden hacer que te sientas insegura o con baja autoestima.

Es muy importante saber cómo aumentar la autoestima en el embarazo, lo que representa un aspecto fundamental para una gestación feliz y para dar a tu bebé la bienvenida que se merece, por lo que te damos algunas recomendaciones:

1. Cuidarte y embellecerte durante la gestación
Es normal que aumentes de peso, por lo que debes tener una dieta balanceada, ingerir abundante agua y realizar ejercicio físico moderado, si tu médico no lo contraindica.

2. Habla de tus miedos y preocupaciones en estos nueves meses
La comunicación con tu pareja es fundamental, probablemente él tiene las mismas dudas o temores; si eres madre soltera puedes hablar con tu familia o amigos, lo importante es que te desahogues y cuentes tus preocupaciones.

3. Aprovecha la experiencia del embarazo y compártela
Saca provecho a estos meses y prueba nuevas actividades para embarazadas. El contacto con otras embarazadas puede resultar muy útil y escucharás diferentes experiencias.

4. Acepta con naturalidad los cambios que estás experimentando
Es importante que identifiques y aceptes todos los cambios que están ocurriendo. En algunas ocasiones pueden resultar molestos, pero representan todo el proceso de adaptación de tu cuerpo al embarazo.

5. Mantén una actitud positiva durante el embarazo
Consulta con tu medico tus dudas y disfruta tu experiencia, ya que cuando te des cuenta en unos pocos meses ya tendrás a tu bebe en tus brazos.

Puedes leer más artículos similares a Cómo afecta el embarazo a la autoestima de la mujer gestante, en la categoría de Cuidados - belleza en sitio.

Video: 4 Daños que un bebé sufre cuando su madre llora (Noviembre 2020).