Lactancia materna

Los diferentes colores de la leche materna y su significado


Aunque no lo creas la leche materna no es siempre de color blanco, o, mejor dicho, blanco azulado, ya que puede cambiar su coloración debido a causas fisiológicas, patalógicas y/o dietéticas. ¿Qué significa cada uno de los colores de la leche materna?

Si has optado por la lactancia materna, tienes que saber que esos cambios de coloración no van a afectar la digestión del bebé, ni van a ocasionar un daño a su salud, por lo tanto, no tienes por qué suspender la lactancia, ya que al eliminar la causa que produce el cambio de color, la leche volverá a su color normal.

La leche materna es un líquido vivo y muy inteligente, que se adapta a las necesidades nutritivas del bebé. Además, aporta mayor cantidad de anticuerpos cuando ambos presentan alguna patología, con la finalidad de aumentar sus defensas y protegerlo de los agentes externos que puedan atacarlo.

Es increíble cómo está en constante cambio, desde el nacimiento del bebé hasta que se decide destetar (precalostro, calostro, leche de transición y madura). Definitivamente es maravillosa, por eso es y seguirá siendo el mejor alimento para nuestros hijos.

Y es que como se dice en el informe de la Asociación Española de Pediatría, 'Lactancia materna', realizado por María José Lozano de la Torre, del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla. Universidad de Cantabria (España) y miembro del Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría, 'el lactante no amamantado deja de obtener numerosos beneficios existiendo evidencia suficiente para afirmar que estos lactantes están expuestos a un mayor riesgo de morbimortalidad y generan un importante coste económico y social'.

Cada mamá produce la leche que necesita su bebé, por eso cada leche es diferente, pero ¿qué ocurre con el color de la leche materna? ¿qué quiere decir? ¡Atenta a esta clasificación!

- Marrón
Cuando la leche materna tiene este color se le llama 'síndrome de las tuberías oxidadas' y puede suceder durante los primeros días tras la llegada del bebé. Se debe a un aumento de la circulación sanguínea en los conductos galactóforos días previos al nacimiento del bebé, lo que produce pequeñas grietas o heridas en los mismos conductos que llevan a una acumulación de sangre, que luego se transforma en un líquido de color marrón que tiñe la leche al momento de eyectarse por primera vez.

- Roja
En esta ocasión la leche roja puede tratarse de lesiones profundas más severas como mastitis (proceso inflamatorio e infeccioso de la glándula mamaria), grietas o fisuras en el pezón. También puede apreciarse en las regurgitaciones o evacuaciones del bebé como hilos de sangre negra, ya que se encuentra digerida, lo que puede producir mucha angustia en los padres o familiares, pero no afectará la salud del bebé, o sea, no hay necesidad de suspender la lactancia.

En caso de que la coloración rojiza se prolongue e incomode mucho verla de ese color, se puede solucionar extrayéndote la leche y posteriormente la llevas al refrigerador y esperas a que se separe la leche (parte de arriba) y la sangre (en el fondo) y de esa forma puedes ofrecer la leche a tú bebé sin estar mezclada con la sangre.

- Rosada
Se ha visto esta coloración en madres con alto consumo de alimentos tipo remolacha o por refrescos o gelatinas. También puede ser de este tono por sangrados leves a causa de fisuras del pezón.

- Azulosa transparente
Corresponde a la primera fase de la leche madura, con gran contenido de agua y lactosa.

- Blanca
Por lo general es el color de la leche de transición cuando sucede la bajada o subida de la leche al quinto día aproximadamente después del calostro y tiene un alto contenido en grasas, lactosa y vitaminas hidrosolubles.

- Verde
Cuando la leche se observa de color verde se asocia al consumo excesivo de vitaminas o vegetales de hojas verdes como la espinaca, la acelga, el berro... También puede tratarse de un alto consumo de bebidas isotónicas (son muy comunes en deportistas). Este tono verdoso desaparecerá al suspender el consumo exagerado de todos estos productos y alimentos.

- Amarilla
Es la llamada calostro por su alto contenido en betacarotenos y la ultima fase de la leche madura que contiene grasas y nutrientes. Es la que sale las primeras horas y días cuando se empieza a amamantar y, también cuando la madre presenta algún proceso infeccioso. En estos casos su leche cambia su coloración a amarilla porque aumenta la producción de inmunoglobulinas que reforzarán al sistema inmunológico de tu bebé para defenderlo de microorganismos agresores y evitar el contagio con la madre.

- Anaranjada
La leche de color naranja también puede ser por el consumo excesivo de alimentos ricos en betacarotenos como papaya, calabaza, zanahoria, etc. También lo puede causar el consumo de algunos medicamentos y refrescos sabor a naranja (suelen tener muchos colorantes), al igual que gelatinas, caramelos, golosinas, etc.

- Negra
En este caso se atribuye al consumo de algunos medicamentos, principalmente los indicados para el tratamiento del acné o por procesos infecciosos. Esta coloración es muy poco frecuente.

En conclusión, a pesar de los distintos colores que puede presentar la leche materna lo importante es que esto es temporal y al retirar de la dieta de la madre ciertos alimentos, bebidas o medicamentos y/o al producirse mejoría de los procesos infecciosos o heridas locales, la leche vuelve a su color normal de acuerdo a la fase en que se encuentre y no amerita el destete del bebé.

Puedes leer más artículos similares a Los diferentes colores de la leche materna y su significado, en la categoría de Lactancia materna en sitio.

Video: Estimulación para bebés de 0 -3 meses (Diciembre 2020).