Conducta

Niños que se vuelven muy tímidos a medida que crecen


Todos los niños tienen su propia personalidad. Los hay que son extrovertidos, pero también hay niños tímidos, revoltosos o tranquilos. Sea cual sea su manera de ser, los adultos no deben intentar forzar la manera de comportarse de los pequeños.

A lo largo de su desarrollo los niños van cambiando su manera de reaccionar ante las situaciones. Puede pasar que el niño cuando es pequeño sea muy extrovertido y tenga la capacidad de ser muy sociable, pero a medida que va creciendo la conducta de extroversión va desapareciendo por lo que los niños cada vez se vuelven más tímidos y vergonzosos.

Cuando los niños son pequeños su mundo se centra en jugar, disfrutar. Ellos son el centro y todo lo que hay alrededor simplemente pertenece a un segundo plano. A lo largo de su maduración los pequeños empiezan a sentirse como uno más y que lo que hay alrededor también cuenta.

A partir de los dos o tres años pueden empezar a sentir vergüenza por las personas que no conocen. Pero es a partir de los cinco o seis años cuando comienza la socialización en pleno auge. A los niños empieza a importarles lo que piensen los demás, y comienzan a evitar conductas que les prevengan de las críticas, por lo que tendrán en cuenta todo lo que les rodea antes de realizar una conducta que pueda repercutir positiva o negativamente en la opinión de los demás.

En cualquier caso, y tal como señala el informe 'La timidez' del Centro para la Crianza Efectiva de Arkansas, los padres nunca deben ignorar una conducta de timidez de los niños, ya que pueden estar sufriendo mucho. De ser así, esta puede llegar a tener efectos negativos en la vida presente y futura de nuestros hijos. A menudo, las principales consecuencias son la falta de amigos y la dificultad para que resuelvan sus dudas con los maestros, lo que puede acabar en un bajo rendimiento escolar.

Es normal que los niños al importarles más la socialización y las amistades, se vuelvan más precavidos en su comportamiento y sientan más vergüenza y timidez. Por lo tanto, es algo que los adultos han de respetar, ya que los niños tienen sus propios tiempos. Pero hay situaciones en los que la ayuda de los adultos es importante:

- Cuando se da una timidez exagerada y se encierran demasiado en sí mismos hay riesgo de padecer un problema grave de socialización y esto le traerá problemas como falta de autoestima, poca capacidad de negociación, incapacidad de trabajo en grupo, etc.

- Si el cambio de extrovertido a tímido se da de manera rápida los adultos que están a su alrededor han de estar alerta ya que puede haber un problema de abusos de algún tipo.

Los padres que buscan la felicidad de sus hijos tratan de buscar todas las herramientas posibles para ayudar a los pequeños. Al hacerlo, muchas veces y de manera inconsciente, los padres obligan a sus hijos a realizar algún tipo de terapia provocando un problema mayor. Esto sucede cuando el niño va en contra de su voluntad ya que esta situación le genera ansiedad.

En vez de forzar la situación es mejor que los padres de niños vergonzosos:

- Respeten los tiempos de los niños.

- Hablar con los profesores para que ayuden haciéndoles partícipes en clase poco a poco.

- Acompañarles un rato cuando estén con otros niños que no conozcan para que cojan confianza Por lo tanto, en vez de forzar las situaciones hay que ir buscando el equilibrio.

Además de tener en cuenta los consejos y claves vistas a continuación, existen distintos juegos y actividades que podemos proponer a los niños tímidos para que reflexionen sobre la vergüenza, al tiempo que reforzamos su autoestima.

- Aprendemos qué es la vergüenza
La importancia de la educación emocional radica en que los niños aprendan, en primer lugar, a entender e identificar las emociones. En el caso de la vergüenza, puede ser un poco más complicado, pues se trata de una emoción secundaria, que incluye otras como el miedo o la rabia. Es importante que acompañemos y demos apoyo a los niños cuando sientan timidez y que, una vez pasado el momento de sufrimiento, les hagamos comprender que aquello que han sentido es esta emoción.

- Leer un cuento o una poesía del tema
Los cuentos siempre son un recurso muy útil en la educación de los niños. En el caso de los pequeños que son tímidos, podemos leer un texto que muestre a un personaje con timidez o vergüenza (como en el cuento 'La pesadilla de Teo' o la poesía 'Soy muy vergonzoso'). De esta forma, el niño aprenderá a identificar esa emoción y, de forma más práctica, reconocerla en él mismo. Además, algunos de estos cuentos, aportan herramientas a los más pequeños para que aprendan a gestionar esta emoción.

- El bote de los mensajes bonitos
A veces, los niños que suelen sentir vergüenza tienen problemas de autoestima. Esta falta de confianza en ellos mismos es lo que provoca que no se sientan capaces de enfrentarse a ciertas situaciones. Una técnica muy sencilla que podemos emplear en casa es el bote de los mensajes bonitos. Se trata de encontrar un frasco o una caja en el que podamos meter muchos papeles en los que previamente hayamos escrito frases bonitas dirigidas a distintos miembros de la familia. Cada día, sacaremos uno de estos papeles y los leeremos en voz alta.

- El tesoro más especial
En un baúl o caja grande, metemos un espejo. A continuación le entregamos dicho recipiente cerrado a nuestro hijo y le decimos que contiene el mayor tesoro del mundo. Una vez que el niño abra la caja, se verá reflejado: él mismo es el mejor tesoro. En el caso de los niños más pequeños, será necesario que acompañemos este juego con una explicación y una charla, pues podrían no comprender bien la metáfora.

Más recursos para ayudar a los niños tímidos

10 consejos para ayudar a niños vergonzosos. ¿Cómo podemos ayudar a los niños vergonzosos a superar la timidez? Te damos algunas claves muy útiles para los padres de niños tímidos, además de algunos recursos muy útiles. Nunca debes forzar a tus hijos a exponerse a lo que le da vergüenza, que es una emoción relacionada con la rabia y miedo.

Cómo ayudar al niño a superar su timidez. La familia, padre, madre y hermanos, es el entorno más adecuado y propicio para ayudar al niño a superar su timidez. Te contamos cómo evoluciona la timidez en la infancia y qué podemos hacer para que el niño tímido pueda vencer sus inseguridades y faltas de autoestima infantil.

Qué hacer frente al pudor y la vergüenza de los niños. ¿Cuál debe ser la postura de los padres frente al pudor y la vergüenza de los niños? Los consejos de Mónica Poblador para respetar la intimidad de los niños. En este vídeo, tendrás consejos sobre cómo lidiar con la vergüenza de los hijos. Cómo respetar su intimidad.

5 juegos para ayudar a los niños tímidos a perder la vergüenza. Ayudar a los niños tímidos a perder la vergüenza es más fácil con estos juegos infantiles. Te proponemos algunos recursos contra la timidez infantil que puede ser muy útil para los niños vergonzosos. A través de la visualización, podemos ayudar a nuestros hijos a gestionar sus emociones.

Qué pueden aprender los niños de la vergüenza y cómo les influye. Hablamos sobre todo lo que los niños pueden aprender de la vergüenza así como en qué momento les influye de una forma negativa. Los padres debemos enseñar a los niños a gestionar los momentos vergonzosos para trabajar su inteligencia emocional y darles las herramientas que necesitan.

Puedes leer más artículos similares a Niños que se vuelven muy tímidos a medida que crecen, en la categoría de Conducta en sitio.

Video: Mitos y Verdades sobre el COVID-19 (Octubre 2020).